106 0
nativo-o-inmigrante-digital-ii

Nativo o inmigrante digital. Toma de conciencia

 

  Ahora que ya le hemos dado un repaso a las normas de ortografía y, lo más importante, el corrector ortográfico ha hecho su función, llega lo más complicado de esta entrada: saber a qué grupo pertenecemos.
 

 
De esta simpática clasificación: nativo o inmigrante digital, y de una sincera elección dependerá tanto una buena corrección del texto como un mayor aprendizaje, puesto que cada grupo tiene una forma diferente de trabajar.

La verdadera toma de conciencia de un escritor se produce cuando lee lo que ha escrito; por ese motivo hemos de “elegir bando“; además resulta imposible corregir un texto sin leerlo.

  Para el Inmigrante digital, aquellos de vosotros nacidos entre los años 1940 y 1980 cuya característica principal es el uso del bolígrafo y el papel, mi recomendación, a parte de pasarlo a limpio -a ser posible en un editor de textos- sería escribirlo/imprimirlo a doble espacio. Se trata de hacer un ejercicio muy sencillo con solo la primera página que habéis escrito y necesitaréis espacio.

Los nativos digitales, los nacidos a partir de 1980 con un mayor dominio de las tecnologías y sobre todo de la ofimática, solo tenéis que ir a REVISAR y activar CONTROL DE CAMBIOS / TODAS LAS REVISIONES. Con estos comandos activos los cambios que efectuéis quedarán reflejados.

 
nativo-o-inmigrante-digital

  En el primer post de este mini taller para los participantes del #BukusCE, titulado: Recomendaciones básicas… comentábamos los 6 principales puntos a tener en cuenta.
La toma de conciencia sobre tu escritura se basa en coger un rotulador fluorescente o seleccionar la herramienta de “color de resaltado de texto“. Remarca en amarillo, solo en las primeras 20 líneas, todas las formas verbales de SER/ESTAR/PARECER. Ahora cuéntalas y mira qué tal te ha ido.

rotulador

  • 0 – 1 Perfecto
  • 2 – 3 Casi perfecto
  • 4 – 6 Se puede mejorar
  • + 6 No te preocupes, nadie nace enseñado

  El español/castellano lo conforman infinidad de palabras, tantas que resulta algo ridículo reducir a tres las acciones verbales. Ahora bien, no tenemos que perder nunca de vista nuestro público objetivo. Es preferible utilizar uno de estos verbos a la última acepción o la más arcaica del diccionario para los inmigrantes digitales o el DRAE para los nativos digitales.

  Con el texto sobre la mesa o en la pantalla lleno de manchas amarillas, no te desanimes si el el baño de inspiración se ha convertido en ducha fría. Escribir pertenece a uno de esos procesos cognitivos mediante el cual el ser humano aprende. Y Aprender se debe hacer siempre.
El ejercicio consistía en darnos cuenta del abuso de las “palabras comodín“. Ya seas nativo o inmigrante digital -en verdad no tiene ninguna relevancia el soporte en el que se escribe- intenta cambiar esos verbos, pues con toda seguridad también se tendrá que reestructurar la frase y, ese hecho representa una buena opción para seguir aprendiendo.

Ahora que ya has comprobado que lo fácil que resulta, haz lo mismo en verde pero con los adverbios acabados en -MENTE.

  • 0 Perfecto
  • 1 – 2 Casi perfecto
  • 3 – 5 Se puede mejorar
  • + 5 No te preocupes, nadie nace enseñado

 

Sobre el autor:

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados. *