0
amelia-nogus

La marca de la luna de Amelia Noguera

   La marca de la luna de Amelia Noguera, publicado por Roca Editorial (septiembre 2014).

   En un pequeño poblado de India, Lila nace en una familia de mujeres fuertes: su madre la salva pero muere al traerla al mundo, mientras que una de sus abuelas se hace cargo de ella y la protege ante un futuro incierto. Neeja, sin embargo, su otra abuela y la maldice: todo aquel que sea amado por la niña Lila acabará muriendo. Huyendo de su destino, Lila escapa a Europa en busca de aquel que pueda salvarla.

   Deberíamos crear una nueva categoría dentro de nuestra ficción moderna, y en ella cabría con certeza esta novela y su autora: “pura vida” se podría llamar, en homenaje a la novela de Mendiluce, y reuniría a todas aquellas ficciones que son tales que nos devuelven las ganas de hacer las cosas bien. Todo ello, sin olvidar que esta novela se convierte en una decidida alabanza a la igualdad, de género y de creencias.

  &nbspAmelia recrea su propio Macondo en medio de India, con sus propios Aurelianos y sus Remedios, para que entendamos que como dijo el poeta sí, estamos solos en este mundo, pero bajo un manto de estrellas de belleza absoluta. Con sus propias desventajas: si la vida se nos aparece como una sucesión de rituales únicos, poco podemos hacer más que mirar, hacia dentro o hacia fuera. Amelia Noguera nos lleva de la mano por cada ciudad que pasa. Y nos enseña aquello que veríamos si fuésemos nosotros sus personajes: los rituales al comer, sus consumos y producciones.
Acompañamos a Lila como un secundario más de su historia, seguramente no tan bien definido, con una silueta algo más difusa y un contorno menos firme, pero igual de necesario en el paisaje.

   Quizás el único pero que he podido pensar en toda mi lectura del libro ha sido el cansancio. Porque si somos personajes del mismo, en ningún momento dejaremos de actuar. Amelia no da tregua a su historia y aprovecha todas sus páginas para que suceda algo. Le falta tomar aire, ventilarse como una botella recién abierta. Es verdad que jamás nos sucederá con esta novela que nos encontremos con treinta páginas seguidas donde perdemos comba de la narración por aburrimiento, pero el extremo opuesto también se hace notar.

    Otra duda que puede generarnos la novela viene de cierta falta de contención en el uso de la magia. Es verdad que es una novela y que podríamos verla como ejemplo de realismo mágico. Y es verdad que nos separan cien años y seis mil kilómetros de lo que sucede, pero en algunas páginas me daba la impresión que la magia se salía de la ficción e impregnaba la realidad.

En una insólita combinación de realismo mágico, novela histórica y thriller, esta novela aúna una trepidante trama que encaja con precisión en los acontecimientos históricos del primer tercio del siglo XX.

   La voz del personaje principal, Lila, es la que narra toda la historia: es de primera mano que descubrimos lo que le ocurre, y así la autora se permite recrearse en muchos detalles. Y vemos crecerla a cada instante, como también vemos cómo evoluciona en personalidad y lenguaje: libre e infantil de niña, dubitativa de joven.

Si es verdad que el cielo lo llevamos en el corazón, disfrutemos de cada ritmo que este libro de Amelia nos ofrece. Sabiendo que pocas cosas que no nombremos existen. Como la importancia de no dejar nunca de jugar durante toda nuestra vida.

 

J. Porta.
 

 
Conoce a su escritora en su propio blog “Amelia Noguera” o través de su cuenta de twitter @AmeliaNoguera.

 

 

Editor Rating
  • Legibilidad
  • Interesante
  • Pesonajes
Puntos totales
Puntuación de usuario
  • Legibilidad
  • Interesante
  • Pesonajes
Puntos totales

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados. *