0
Los troyanos llevan el cuerpo de Héctor a la ciudad. Escena del Canto XXIV de la Ilíada. Marie-Lan Nguyen

La Ilíada de Homero

La Ilíadaes una epopeya griega. Este poema del s. VIII a. C. aparece dividido en 14 cantos; en los que Homero describe tanto la dureza de la guerra como los sentimientos de sus héroes. La acción, relatada directamente por el poeta, nos sorprende a veces, ya que parece que esté tan cerca de ellos que lo narra en segunda persona.

Homero, en la que se puede afirmar que es la primera obra literaria de nuestra historia narra la mítica guerra de Troya pero sin lo ostentoso de las adaptaciones cinematográficas.
El origen de La Ilíada presenta muchas incongruencias. Una de las más importantes es que se creía que Homero no conocía la escritura; sin embargo, descubrimientos del siglo pasado demostraron que, en la época micénica, sí se escribía en tabillas (Ventris y Chadwick). Además, la arqueología ha ayudado a demostrar, con los hallazgos de los restos de Troya en la colina de Hissarlik por Enrique Schliemann, tanto la existencia de dicha ciudad como que La Ilíada se basa en una guerra acontecida hacia el s. XVI a. C. Geográficamente se puede situar la Guerra de Troya en la región de los estrechos que conducen al Mar Negro.

El poema se sitúa en el décimo año de guerra entre los griegos y los troyanos. Troya es una ciudad que lleva 9 años sitiada tras el rapto de Helena por Paris. Esta introducción no se explica, el poeta da por hecho que estos sucesos ya los conoce el público.
La historia comienza con una disputa entre Aquiles y Agamenón; ya que éste último se niega a devolver una doncella, que le ha tocado en el reparto de un botín, a su padre. El padre de la doncella, sacerdote de Apolo, apela a su Dios y éste envía al campamento griego la peste. Aquiles intervine, tras las numerosas bajas que están sufriendo, para que la doncella sea devuelta a su progenitor. Agamenón cede a las presiones, pero furioso decide, como pago por la afrenta, quedarse con la esclava de Aquiles. Éste a su vez ofendido también, pide a su madre, la diosa Tetis, que interfiera ante Zeus no permitiendo ganar ninguna batalla a los griegos hasta que su honor sea restaurado.
De esta forma tan brusca Homero nos introduce en el magnífico relato de una guerra que muestra lo mejor y lo peor de las personas. Pasiones, amor, odio, honor… La verdad es que es una narración densa pero hechizante. Hay muchos episodios que son dignos de mencionar como: el combate singular entre Paris y Menelao (el príncipe griego y primer esposo de Helena, además de hermano de Agamenón) y su desenlace; pues nada tiene que ver con la versión cinematográfica de Troya; la muerte de Héctor, la batalla que hay entre los Dioses del Olimpo

La verdad es que me ha sorprendido mucho conocer la “historia real”, tal y como fue escrita por el autor. Lo que más me ha gustado del contexto histórico ha sido el hecho de haber aprendido más sobre sus costumbres. En lo referente a lo literario, sin lugar a dudas, encontrar a unos Dioses Mitológicos luchando codo a codo con los humanos en sus guerras me ha hecho pensar en: “los Dioses están creados a imagen y semejanza de los hombres” (y no al revés). Parece mentira datar el género fantástico en s. VIII a. C. Siempre he creído que, al menos en literatura, estaba todo inventado; y desde luego leyendo a Homero me reitero en mi opinión. Sólo hay un hecho que me ha defraudado; no por la narración, en todo caso por la idea preconcebida de La Ilíada de las versiones cinematográficas que tenía. De todas formas, lo dejo en el aire para que los lectores que quieran aventurarse en esta epopeya lo descubran por si mismos.

La Ilíada, pese a ser una extraordinaria narración, depende de la edición que se elija no creo que sea apta para todos los lectores. La versión de Kindle es bastante sencilla y facilita le lectura a un público no acostumbrado a leer en verso (casi no se nota y su traducción es en un lenguaje estándar). Sin embargo si se busca algo con más detalles para poder apreciar su verdadera belleza estilística, aconsejo una edición más elaborada a ser posible con prólogos de algún erudito del tema y con sus respectivas notas a pie de página. Considero que pocas veces vale la pena gastarse el dinero en impresiones escritas, pero en este caso, creo que es una ofensa a la cultura quedarse con la triste edición Kindle.

R. Guillén

Editor Rating
  • Legibilidad
  • Interesante
  • Personajes
Puntos totales
Puntuación de usuario
  • Legibilidad
  • Interesante
  • Personajes
Puntos totales
Etiquetadas con:

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados. *