0
entrevista

Entrevistando a Marcos Nieto

Marcos Nieto Pallarés (Tarragona, 1980) escritor de El mundo del Ahora y El Destino del Incorpóreo.
 

Una de las preguntas que se me antojan imprescindibles a un escritor es, sin lugar a duda: ¿cuándo empieza esa pasión por la escritura?
   La pasión por escribir la he tenido siempre. Soy un escritor un tanto atípico, pues no me apasiona en exceso la lectura, más bien soy de crear historias. Sí leo, no me mal interpretéis, pero escribo mucho más. Empecé en serio hace apenas un año, y ya he escrito dos novelas: EL MUNDO DEL AHORA y EL DESTINO DEL INCORPÓREO. Y ahora ya no puedo parar.
 

Todos tenemos un género con el que nos identificamos más. ¿Qué género sería tu preferido para leer? ¿Y para escribir?
   Para leer y para escribir todo lo que tenga que ver con la Fantasía y la Ciencia-Ficción. Creo que son mucho más moldeables que la no-ficción. El costumbrismo no es lo mío.
 

Por norma general todos los escritores tienen una novela como referencia. ¿Cuál sería la tuya?
   Tormenta de Espadas, de la saga Canción de Hielo y Fuego hizo, tras terminarla, que me planteara escribir una novela.
 

Una novela que aborrezcas.
   No me da tiempo a aborrecerlas. Si tras cien páginas no me ha enganchado… a otra cosa, mariposa.
 

Llega un momento en el que toda persona se plantea escribir… ¿Cuándo tuvo lugar esa trasformación? ¿Qué fue el detonante?
   A causa de la crisis perdí mi estresante trabajo de transportista y empecé a tener tiempo libre de sobras; una cosa llevó a la otra.
 

Cada escritor tiene sus propias experiencias a la hora de hablar sobre editoriales o autoedición.¿Cuáles han sido las tuyas?
   Aquí voy a tener que morderme la lengua. Por mi experiencia, ahora mismo optaría por la autoedición. Pero también es cierto que he tenido muy mala suerte con mi primera novela, El Mundo del Ahora”. La editorial pasa de ella, ese es el problema. Lo que sí haría, y lo aconsejo encarecidamente a los autores que empiezan es contratar la ayuda de profesionales para la portada, maquetación y la promoción.

 

“El Mundo del Ahora” fue tu primera novela. ¿Qué ha cambiado desde entonces?
   Cuando empecé a escribir no sabía ni poner un guión. En serio, era un cero a la izquierda como escritor. Pero con tesón y un par de… webs, he conseguido lo que podéis apreciar en EL DESTINO DEL INCORPÓREO. Creo que mi evolución, todavía en progreso, ha sido más que apreciable. Espectacular, diría yo.
 

¿Cómo surgió la idea de “El destino del Incorpóreo”?
   Creo que la imaginación es algo que no me falta, y aunque está todo más o menos inventado, decidí crear una historia original. Medité durante mucho tiempo, hice apuntes, estudié un poco sobre Física Cuántica, sobre viajes astrales… y de ahí surgió la premisa de la novela. Y esto es solo el principio. El mundo que he creado se expandirá en un futuro no demasiado lejano.
 

¿Por qué una saga?
   No iba a serlo. Surgió sin proponerlo. El mundo creado daba mucho de sí como para no seguir indagando en él.

¿Qué podemos encontrar en esta novela que la diferencie de otras del mismo género?
   Las reseñas son unánimes en resaltar la originalidad de la misma, por algo será. Tiene amor, sexo, acción, aventura, misterio, amistad… Por momentos es divertida, a veces triste; siempre emocionante y amena. Y tiene un final más que sorprendente.
 

Todos los escritores tienen sus “trucos” para crear a los personajes… ¿Cómo diseñas los tuyos: surgen a través de la escritura o primero redactas su biografía y alrededor de ella construyes la historia?
   Surgen y tal cual avanza su andadura en la novela, se van moldeando sus personalidades. Aunque el escritor guía siempre su destino, claro.
 

La imagen de escritor siempre va envuelta de una cierta atmósfera romántica. Los escritores parecen vivir en una frontera entre lo místico y lo excéntrico… ¿Algún ritual antes de ponerte a escribir? ¿Un horario fijo o manía?
   Siempre un café calentito.

 
Y por último. ¿Qué novela recomendarías a los lectores?
   La saga Canción de Hielo y Fuego me encanta y El Señor de los Anillos, por supuesto.
 
 

   
Etiquetadas con: ,

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados. *