0
amaya-felices

El pozo de todas las Almas de Amaya Felices

¿Qué hace que te decidas por una novela?
En mi caso, el género no importa. Primero me fijo en la portada, luego en la sinopsis. Descubrir a la escritora Amaya Felices fue toda una sorpresa. Hipernova, la primera space-ópera que leí, me cautivo. Portada y sinopsis más que invitar, incitan a su lectura; no obstante, el estilo de esta profesora de secundaria licenciada en Ingeniería Química y Diplomada en Filología Inglesa, a falta de una palabra mejor y utilizando su argot, es excelente.
En el caso de El pozo de todas las almas, la impresión, a primera vista, fue similar.

Hablamos de una escritora que cincela a los personajes con varias de las cualidades más difíciles de trasmitir: el sarcasmo y la ironía. En sus novelas, predomina la fantasía y la ciencia-ficción, pero con altas dosis de realismo en sus tramas. Ahora imaginaros todo lo descrito hasta el momento narrado con un increíble vigor expresivo: quedas atrapad@ entre sus páginas sin darte cuenta.

El Pozo de Todas las Almas

Portada de la novela de fantasia juvenil El pozo de todas las almas

En El Pozo de Todas las Almas, una novela de fantasía juvenil, nos encontramos a Violeta, una cazarrecompensas, híbrido entre humana y demonio, a las órdenes de Casio: un vampiro de la época de los romanos.

En esta trepidante historia de fantasía con tintes de novela negra, se mezclan dos tramas, por un lado tenemos: el romance paranormal entre los dos protagonistas principales (un tira y afloja cargado de tensión sexual desde la primera página hasta justo la última), y la policial ( Violeta investiga una serie de extraños sucesos que le llevará a descubrir más sobre su familia humana).
Sobre el argumento romántico no tengo nada que decir. En Hipernova, ya me quedó claro la elegancia de esta escritora a la hora de dar cuerpo a los sentimientos y pasiones de sus personajes. Pese a que esta novela es juvenil y no hay escenas eróticas, sí contiene suficientes choques entre Casio y Violeta como para que el lector permanezca en vilo sobre su desenlace hasta el mismísimo final. Es en la segunda trama, donde me ha vuelto a sorprender.

Violeta busca a los asesinos de su madre por pura venganza: unos vampiros en contra del orden establecido por las criaturas de la noche. Su padre, un demonio e hijo del rey de los súcubos de otra dimensión, fue ejecutado cuando ella tenía dieciséis años como castigo por haberse enamorado de una humana y haber tenido descendencia. Con esta perspectiva, la escritora nos lanza a su protagonista: una mujer de aspecto adolescente que se alimenta de almas y busca tanto venganza por su pasado como un lugar en el mundo donde poder encajar. Una búsqueda que en su caso se convertirá en una lucha por su supervivencia; pues en el fondo, no es tan insignificante como ella se cree.

Esta historia cargada de originalidad, giros imprevistos e ingeniosos es una muestra clara del gran potencial de esta escritora.
El pozo de todas las almas, primer volumen de la saga El Sexto Infierno, da paso a la nueva novela que se estrena en febrero: El grimorio de la luna llena.

Raquel Guillén

Página oficial de la escritora Amaya Felices

Puedes seguir todas las noticias referentes tanto a sus novelas como a la propia escritora a través de su cuenta de twitter @AmayaFelices

Editor Rating
  • Legibilidad
  • Interesante
  • Personajes
Puntos totales
Puntuación de usuario
  • Legibilidad
  • Interesante
  • Personajes
Puntos totales

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados. *