0
portada de la novela Bendita Palabra

Bendita palabra de Verónica García-Peña

Verónica García-Peña nació en Oquendo, Álava, en 1979. Es licenciada en Sociología y Periodismo y actualmente vive en La Rioja. Bendita palabra fue su primera novela, y en 2014 ha publicado la segunda, De cómo Feliciano San Feliz quiso matar a sus vecinos.

En Bendita palabra, las noticias de un asesinato y una desaparición llegan a la redacción de un periódico de la mano de una colaboradora sin contrato. La víctima, una menor, ha aparecido en el campus universitario. La aparición de su cuerpo masacrado desata una trama de asesinatos que la joven periodista y una inspectora de policía deberán resolver contra el reloj, mientras siguen apareciendo cadáveres por toda la ciudad en lo que parece un extraño juego relacionado con el mundo del cine.

Como explica Pablo Zapata en el prólogo, esta es una novela escrita por alguien con olfato. Menos contundente que recreativa: la autora tiene una historia que contar y atraviesa los escenarios donde discurre sin que desvíe su intención apenas. Quizás ese se revele como su único defecto: tiene demasiada prisa porque sepamos lo que sucede (sospechosos que aún no pueden serlo, crímenes de los que aún no se tiene constancia), aunque signifique que a veces conozcamos demasiados proyectos en marcha de los personajes y esto nos haga menos manejable la historia.

Historia que se desarrolla en una ciudad de Bilbao emblemática y burguesa. Creo que es un homenaje a un tipo de película muy característica, de ahí la idiosincrasia de identificar a víctimas antes de que sean tales. Uno llega a la mitad del libro en plena vorágine, no parece que pueda ocurrir mucho más, y divaga pensando en qué empleará la autora la otra mitad del libro, y no sabe uno de dónde va a llegar el próximo golpe de viento. Eso tampoco creo que sea casualidad.

Esta es una novela sin apenas secundarios, todo en sí es trama, no hay relajo. Es inevitable que tanta información se nos desordene en la cabeza, pero quizás así la lectura gane en intriga. Y es un acierto que la autora no desprecie la importancia del azar, aunque sea mínima. Desde la primera página sabemos que esta va a ser una historia de culpa o de venganza, o seguramente de ambas.

Hasta el final nadie imaginará lo acertado del título de la novela. Un final que después de una narración tan sobria, esperamos sea desquiciado, y no nos defrauda. Como leemos, es el momento en que “la normalidad quiere instalarse pero no lo permitimos”.

J. Porta

Twitter de la autora: @Veronica_G_P .

Booktrailer de la novela:

Editor Rating
  • Legibilidad
  • Interesante
  • Personajes
Puntos totales
Puntuación de usuario
  • Legibilidad
  • Interesante
  • Personajes
Puntos totales
Etiquetadas con:

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados. *